Mi primera experiencia TEDx

Descrubrí TED hace unos años, ese típico enlace que te pasa un amigo por twitter y que no sabes bien de que va, pero oye sigues investigando porque te engancha.

Afortunadamente el enlace clave y culpable de mi adicción fue aquel de Sir Ken Robinson, “La escuela mata la creatividad”, y claro luego de semejante hallazgo ya no pude parar.

De hecho, en muchas ocasiones los utilizo en clases de inglés para adultos, intentando generar debate, curiosidad y porque no que todos la pasemos muy bien aprendiendo y acercándonos a otras ideas, mundos, realidades y universos.

Pero, nunca había tenido la oportunidad de disfrutar un evento así, suponía que sería más que interesante debido a la confluencia de ideas, y el hecho de que las charlas se mantuvieran en un tiempo limite de 15 o 18 minutos, pues generaría un desafío extra, la síntesis y la comunicación serían un ingrediente a tomar en cuenta en la puesta en escena, entendiendo que no todos los ponentes son comunicadores profesionales, que son como tú o como yo, simples mortales que tienen algo más que curioso e interesante que compartir.

Mi impresión personal respecto de TEDx es altamente satisfactoria, se generó en esa sala tal complicidad entre los ponentes y el auditorio, que vale la pena destacar, estábamos seducidos por la franca disposición, la generosidad y la profesionalidad de cada uno de los que se subieron al estrado.

Si quieres saber de que se habló en TEDx y cuales fueron los ponentes no tienes más que abrir el link a continuación, pero si eres un ser curioso, te animo a que te sumes a la próxima experiencia TEDx que encuentres en tu ciudad.

Y porque? Pues es simplemente algo por lo que deberías apostar. Para empezar es un cúmulo de ideas que podrás tener en tu cabeza alojadas, y vaya a saber que se puede generar a partir de allí, ha sido un “disparador” como decimos en arquitectura. Además es un ámbito amigable para poder conocer gente que hace lo mismo que tú, o no…que hace cosas completamente diferentes, pero que al fin y al cabo están allí para abrir sus proyectos y sueños a una audiencia sin esperar nada a cambio.

Hemos tenido la compañía en este TEDxRetiro de un gran grupo teatral, los Impromadrid Teatro que a cada paso por el escenario nos dejaron una secuencia de risas y aplausos que hacían que la buena energia que había se multiplicara.Para lo cual nos integraron constantemente en el trabajo que hacían sobre el escenario, puesto que las improvisaciones nacían en ese mismo momento con las sugerencias e ideas del auditorio.

No quiero olvidarme de destacar el gran trabajo del personal que nos recibió a cada uno con una sonrisa a las 9.00 de la mañana del sábado 27 de octubre en la Casa Arabe, eso no tiene precio, pero puedo asegurarles que si hubiera habido que pagar, lo hubiese hecho gustosa.

Y para hablar de gustos, sabéis que?Encima de todo, nos han regalado una mochila con camiseta TEDx, cuadernito, boli y pin, al que a la salida le sumaron una galleta muy dulce TEDx, tan dulce e interesante como la mañana que pudimos compartir los que nos acercamos allí.

Espero poder ser testigo de muchas más experiencias TEDx, y que te sumes!

Súmate a una cadena de ideas que recorre el mundo intentando ver que otra realidad es posible, y que en este caso sólo depende de nosotros.

tedxretiro.com

 

If I were in London, I would know exactly what to do.

Open House London is an annual celebration of the capital’s architecture, now in its 20th year. It takes place during the weekend of 22-23 September 2012, when more than 750 buildings, many of which are normally closed, are opened to the public. It is a wonderful opportunity to celebrate the richness of London’s architectural heritage.

 

London House

Zaha Hadid en Madrid

“La idea es desahacerse de los ángulos de 90 grado. Todo empezó con la diagonal. La diagonal creó la idea de la explosión que reforma el espacio.

Fue un descubrimiento importante.”

Zaha Hadid.

En una época de zozobrante incertidumbre que afecta a la salud y a la seguridad, a la economía, al clima y a la política parecería natural que la arquitectura reflejara este estado de volatilidad y no tomara una dirección discernible, que oscilara entre el minimalismo ascético, el proselitismo ecológico y la decoración neobarraca. Sin embargo, hay personas lo bastante valientes como para aferrarse con fuerza a la continuidad y atreverse a proclamar que es posible y que, de hecho, existe un nuevo paradigma digno de interés, de emulación, incluso. Pocos están más cualificados para hacer este llamamiento que Zaha Hadid, ganadora del Premio Pritzker 2004 y directora de un despacho de 300 empleados. Fue Patrick Shumacher, su colaborador desde hace tiempo, quien firmó un texto en el catálago de la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2008 que reza:”En la arquitectura avant-garde de hoy en día sale a la luz un estilo nuevo e inconfundible.Su característica más sorprendente es su compleja y dinámica linealidad curvilínea. Más allá de este rasgo superficial que salta a la vista, es posible identificar una serie nueva de conceptos y métodos, tan diferentes del repertorio, tanto de la arquitectura tradicional como de la moderna, que podría hablarse de la aparición de un nuevo paradigma en la arquitectura. Los conceptos compartidos, los repertorios formales, la lógica tectónica y las técnicas computacionales que caracterizan este trabajo están alentando la formación de un nuevo estilo hegemónico: el parametricismo. El parametricismo es el primer gran estilo que ve la luz tras el movimiento moderno. El posmodernismo y el deconstructivismo fueron episodios de transición que dieron paso a esta nueva y duradera oleada de investigación e innovación. El movimiento moderno se fundó sobre el concepto del espacio. El parametricismo diferencia los campo. Los campos están llenos, como si los ocupara un medio líquido. Desde las composiciones de partes procedemos a los campos de partículas dinámicos. Esta sensibilidad ha sido radicalizada y refinada a lo largo de treinta años de trabajo. Los nuevos modos de representación han tenido un papel crucial a la hora de hacerlo posible”.

Está por ver si el término parametricismo hace fortuna y si acaba por convertirse en un estilo o una escuela reconocida dentro de la arquitectura contemporánea, pero es evidente que Zaha Hadid Architects ha logrado llamar la atención sobre un método y un enfoque que lleva poco más de treinta años cuestionando muchos de los preceptos fundamentales de la disciplina.

Aparte de su voluntad de poner en entredicho la geometría, o la propia organización y disposición espacial de la arquitectura, Hadid ha demostrado una notable coherencia en su pensamiento. Sin embargo, esta continuidad no está vinculada a la clase de estilo cuadriculado que empujaba Richard Meier o Tadao Ando, por ejemplo.

Sus obras y proyectos construidos se asemejan los unos y los otros en la fluidez de plantas y el movimiento generado en sus espacios y superficies, pero desde el anguloso parque de bomberos Vitra en Weil am Rheim (Alemania, 1988-1993) hasta la reciente serie de objetos Dune Formations (David Gill Galleries,2007) se sustancia un espíritu que pone en duda  la arquitectura y el mobiliario del pasado. ¿Qué sucedería si nos empezáramos a cuestionar, si comenzáramos incluso a renovar en profundidad las muchas preconcepciones de la arquitectura y el diseño, desde las formas rectilíneas hasta el modo en que funcionan los edificios y los muebles? Si la naturaleza es capaz de generar una interminable variedad de objetos con plena legitimidad, más allá de cualquier reserva concebible, ¿podrá la arquitectura, el arte de crear el entorno construido, ser capaz no solo de alcanzar una legitimidad similar mediante la relectura del contexto y la función, sino de crear vacíos además de sólidos, poniendo en entredicho la primacía del ángulo recto, tan escaso en realidad en la naturaleza?

“Hadid” Philip Jodidio.

Editorial Taschen 2012