De la FADU a la ETSAM

Hoy me desperté acordándome de los profesores de la Universidad, todas esas mañanas invertidas, bueno…mañanas, tardes, noches, días, semanas, meses, años, en un sólo objetivo: el título. La paciencia y dedicación de todos ellos, que aún sin cobrar nos brindaban su tiempo, experiencia y saber hacer para que entendiéramos un poquito más cada día de que se trataba el ser arquitecto. Tengo el mejor recuerdo de esa Casa de Estudios, y de la mayoría de sus profesores. Hasta tuve el gusto y la satisfacción de devolver un ápice de lo que me habían enseñado participando como docente de dos cátedras de Historia Contemporánea durante ocho años. Debe ser por eso que para mi este Proyecto de Fin de Carrera es algo especial, o será que la edad hace que una se ponga más sentimental que de costumbre. En fin … que por todos esos años transcurridos en la UBA este semestre le damos duro, durísimo al PFCH y entregamos el mismo proyecto,el mismo problema, pero no la misma solución 14 años después.

Advertisements