“La historia de la fea, tercera parte : el diálogo con el Constructor y los gremios”

Habiendo cerrado el proyecto debían encontrar un constructor capaz de resolver y construir aquel equilibrado y desafiante proyecto.

El comienzo fue muy duro, porque ningún constructor sabía interpretar los planos, confundían alzados con plantas,

y no comprendiendo la génesis y desarrollo de la obra no se es capaz de materializarla.

Pero ante la primer desilusión la propiedad no se dio por vencida, busco incansablemente y encontró al Constructor apropiado que iba a dar vida a su próxima vivienda.

En el pueblo de al lado residían Pepe Castellanos y su hijo Tomás.

Pepe había regresado de Suiza y había montado una empresa con su hijo, “Trespaderne SL”.

Las reacciones de Pepe y Tomás frente a los planos y detalles fueron completamente opuestas a aquellas que habían recibido hasta entonces.

Pepe encontró en ese proyecto la posibilidad de ejecutar una obra de hormigón visto por dentro y por fuera, le daría la oportunidad de enseñarle a su hijo la profesión.

Podría de esa forma transferir toda la experiencia que había atesorado en Suiza, Pepe enseñaría el oficio y Tomás aprendería.

El diálogo se presentaba como protagonista, y conformaba el puente entre padre e hijo, entre el aprendiz y el maestro.

Tomás se entregó a cada una de las etapas constructivas de la que sería en definitiva su más exigente experiencia.

La obra lo pondría a prueba día tras día, le plantearía interrogantes y los caminos a seguir serían parte de la responsabilidad que tendría como Jefe de Obra.

Se pondría a cargo de cada una de las decisiones de ejecución, y todos los que trabajamos o hemos trabajado en el gremio sabemos que no es una tarea sencilla.

“Tomás planeaba y repasaba semanalmente todas las directrices, tenía todo estudiado, era normal su llamada al estudio para plantear dudas o comentar posibles imprevistos”

– comenta el Arquitecto Carlos Pereda, con un tono de voz entusiasta, al preguntarle por el desarrollo de la obra.

No se si os habeís fijado bien, pero…¿A que las carpinterías son de un acabado impecable? Más allá de cumplir con ese primer requerimiento de la propiedad,

”las carpinterías serán de suelo a techo, no?”, ¿os acordais?, fueron ejecutadas por José Luis Mainz, experto ebanista-artesano por vocación y aparejador por formación.

José había sido premiado en Campeonatos de Oficios, como ganador en la Modalidad de Carpintería.

Su entrega al trabajo y la encomienda, lo llevaban a reproducir los detalles de carpintería que el estudio le entregaba en escala 1:10 a escala 1:1 (si, si, escala real) sobre paneles de DM.

Los paneles de José hoy están celosamente guardados en el estudio, como muestra de su profesionalidad.

Finalmente os agrego una última anécdota, quizás la más graciosa de todas, puesto que para el pueblo

y algunas personas que pasean habitualmente por esa zona la casa no tiene la fisonomía o volumetría a la que están acostumbrados, y debido a ese impacto morfológico la han bautizado como “la fea”.

Para mi, sin embargo que conocí su historia, será la casa de la curiosidad, el diálogo, la entrega, el trabajo en equipo bien sincronizado, la dedicación y pasión por el hacer arquitectura.

Detrás de sus muros, sus huecos, su jardin, sus detalles prolijamente terminados hay una historia.

Humildemente me atrevo a transferir estas anécdotas, porque a mi también me impresionaron y conmovieron.

La arquitectura es la historia del hábitat de los hombres, es la evolución de nuestra mirada y nuestras necesidades, de la técnica aplicada a la construcción, es nuestra propia huella y marca

sobre este mundo, como no iba a querer contar una historia tan real y cuidada; que no hace más que confirmar que somos artífices de nuestros espacios y refugios.

Confirma, además, que hacer Arquitectura es diseñarnos, dimensionarnos, comunicarnos y proponernos a un entorno real sea cual fuere su escala o medida.

Seguiremos haciendo arquitectura, y no sólo los arquitectos, sino tambien los carpinteros, los constructores y los clientes o propietarios.

Participaremos de este desafiante y a la vez gratificante proceso que hemos elegido, cada uno de nosotros desde su lugar y medida sumándonos en la búsqueda de un resultado común.

 

Vivienda Unifamiliar Villarcayo,Burgos.

Estudio Pereda-Perez

http://www.peredaperez.com/

Fotografias de Arquitectura

Pedro Pegenaute

http://www.pedropegenaute.es/2013/vivienda-villarcayo/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s