Zaha Hadid en Madrid

“La idea es desahacerse de los ángulos de 90 grado. Todo empezó con la diagonal. La diagonal creó la idea de la explosión que reforma el espacio.

Fue un descubrimiento importante.”

Zaha Hadid.

En una época de zozobrante incertidumbre que afecta a la salud y a la seguridad, a la economía, al clima y a la política parecería natural que la arquitectura reflejara este estado de volatilidad y no tomara una dirección discernible, que oscilara entre el minimalismo ascético, el proselitismo ecológico y la decoración neobarraca. Sin embargo, hay personas lo bastante valientes como para aferrarse con fuerza a la continuidad y atreverse a proclamar que es posible y que, de hecho, existe un nuevo paradigma digno de interés, de emulación, incluso. Pocos están más cualificados para hacer este llamamiento que Zaha Hadid, ganadora del Premio Pritzker 2004 y directora de un despacho de 300 empleados. Fue Patrick Shumacher, su colaborador desde hace tiempo, quien firmó un texto en el catálago de la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2008 que reza:”En la arquitectura avant-garde de hoy en día sale a la luz un estilo nuevo e inconfundible.Su característica más sorprendente es su compleja y dinámica linealidad curvilínea. Más allá de este rasgo superficial que salta a la vista, es posible identificar una serie nueva de conceptos y métodos, tan diferentes del repertorio, tanto de la arquitectura tradicional como de la moderna, que podría hablarse de la aparición de un nuevo paradigma en la arquitectura. Los conceptos compartidos, los repertorios formales, la lógica tectónica y las técnicas computacionales que caracterizan este trabajo están alentando la formación de un nuevo estilo hegemónico: el parametricismo. El parametricismo es el primer gran estilo que ve la luz tras el movimiento moderno. El posmodernismo y el deconstructivismo fueron episodios de transición que dieron paso a esta nueva y duradera oleada de investigación e innovación. El movimiento moderno se fundó sobre el concepto del espacio. El parametricismo diferencia los campo. Los campos están llenos, como si los ocupara un medio líquido. Desde las composiciones de partes procedemos a los campos de partículas dinámicos. Esta sensibilidad ha sido radicalizada y refinada a lo largo de treinta años de trabajo. Los nuevos modos de representación han tenido un papel crucial a la hora de hacerlo posible”.

Está por ver si el término parametricismo hace fortuna y si acaba por convertirse en un estilo o una escuela reconocida dentro de la arquitectura contemporánea, pero es evidente que Zaha Hadid Architects ha logrado llamar la atención sobre un método y un enfoque que lleva poco más de treinta años cuestionando muchos de los preceptos fundamentales de la disciplina.

Aparte de su voluntad de poner en entredicho la geometría, o la propia organización y disposición espacial de la arquitectura, Hadid ha demostrado una notable coherencia en su pensamiento. Sin embargo, esta continuidad no está vinculada a la clase de estilo cuadriculado que empujaba Richard Meier o Tadao Ando, por ejemplo.

Sus obras y proyectos construidos se asemejan los unos y los otros en la fluidez de plantas y el movimiento generado en sus espacios y superficies, pero desde el anguloso parque de bomberos Vitra en Weil am Rheim (Alemania, 1988-1993) hasta la reciente serie de objetos Dune Formations (David Gill Galleries,2007) se sustancia un espíritu que pone en duda  la arquitectura y el mobiliario del pasado. ¿Qué sucedería si nos empezáramos a cuestionar, si comenzáramos incluso a renovar en profundidad las muchas preconcepciones de la arquitectura y el diseño, desde las formas rectilíneas hasta el modo en que funcionan los edificios y los muebles? Si la naturaleza es capaz de generar una interminable variedad de objetos con plena legitimidad, más allá de cualquier reserva concebible, ¿podrá la arquitectura, el arte de crear el entorno construido, ser capaz no solo de alcanzar una legitimidad similar mediante la relectura del contexto y la función, sino de crear vacíos además de sólidos, poniendo en entredicho la primacía del ángulo recto, tan escaso en realidad en la naturaleza?

“Hadid” Philip Jodidio.

Editorial Taschen 2012

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s